Consejos Prácticos

Estos son algunos consejos para diabetes en adolescentes que reciben tratamiento para la diabetes o que usan bomba de insulina:

¿Dónde llevar la bomba de insulina?

La primera pregunta de muchos adolescentes interesados en el tratamiento de la diabetes con bomba de insulina11 es: ¿dónde pongo esto?
La bomba de insulina puede acoplarse a cualquier cinturón o llevarse en un bolsillo. Hay disponibles varios estuches para las bombas. Las chicas cuya ropa no tiene bolsillos ni cinturilla pueden acoplar la bomba al sujetador.

Consumibles en el colegio

En caso que el equipo de infusión se desprenda accidentalmente mientras está en clase  o si es necesario cambiarlo por cualquier otro motivo, conviene guardar los siguientes materiales, como mínimo, en el colegio:

  • Debe conservarse en la nevera una botella de la insulina que se utiliza actualmente en la bomba
  • Un nuevo sistema de infusión y un reservorio
  • Toallitas de alcohol
  • Una jeringa de insulina (para ponerse una inyección de insulina en el caso de que la cánula se salga accidentalmente).
  • Pilas de repuesto
  • El número de teléfono de su equipo de atención médica de Diabetes.


Desconectar la bomba


Hay personas a las que les preocupa llevar la bomba de insulina durante actividades deportivas, bailes, fiestas y citas. La mayoría de las veces, la bomba estará conectada durante estas actividades. Sin embargo, el equipo de diabetes le enseñará cómo desconectar la bomba de insulina y volver a conectarla de nuevo para ducharse, practicar deporte o nadar permitiendo un tratamiento de diabetes efectivo. Cuando se quite la bomba, será muy fácil desconectar el equipo de infusión. Su equipo de atención médica le enseñará a hacerlo.

Cuando finalice la actividad, limpie el conector del tubo con un algodón empapado en alcohol y vuelva a conectar el sistema de infusión; se volverá a administrar insulina. En general, no tendrá que ajustar la insulina si va a desconectar la bomba de insulina durante una hora o menos (para la mayoría de las actividades). Sin embargo, si es más de una hora, sí deberá ajustar la dosis. Recuerde consultar con su equipo de atención médica de diabetes los ajustes adecuados para usted.

 

Diabetes: Consejos para el verano


Mantenga la bomba de insulina alejada del sol. Cuando esté en la playa, ponga la bomba de insulina en una bolsa de plástico herméticamente cerrada, envuélvala en un paño y luego póngala en la nevera con una bolsa de hielo.

 

Si quiere usar bikini, elija un punto de infusión más bajo o trate ponérselo en los glúteos. Si quiere seguir llevando la bomba de insulina, puede utilizar el estuche SportGuard™, que se coloca sobre la bomba para nadar.

 

Si no, puede desconectar el sistema de infusión con un simple giro (sólo recuerde comprobar sus niveles de glucosa en sangre regularmente y ajustar su dosis de insulina si la bomba de insulina permanece desconectada durante más de una hora).

 

Para que la cinta adhesiva quede bien pegada, coloque un pedazo extra como IV 3000 sobre el sitio y, cuando termine de nadar, séquese bien. Recuerde que, si está activo y se ha quitado la bomba de insulina, debe comprobar siempre la glucosa en sangre para determinar la dosis de insulina y garantizar la efectividad del tratamiento contra la diabetes.

A veces, si su piel se vuelve húmeda o fría en verano (debido a la transpiración en climas cálidos), podría producirse una erupción si la bomba de insulina está en contacto con la piel. En ese caso, se podría utilizar uno de los estuches de tela disponibles para la bomba.


Viajar
Al viajar, asegúrese de llevar pilas extra para la bomba de insulina, los consumibles de la bomba, una jeringa para inyectar insulina y un equipo de pruebas de sangre.

 

Una buena norma es incluir en el equipaje el doble de consumibles de los que piensa que serán necesarios por si surge algún problema (por ejemplo, que se rompa una botella de insulina).


Si viaja en avión, asegúrese de que lleva los consumibles para la diabetes en el "equipaje de mano" que suba al avión.

 

Puede pasar con la bomba de insulina por el detector de metales. Si viaja a otra zona horaria, cambie el reloj de la bomba a la nueva hora cuando llegue y no olvide volver a cambiarlo cuando regrese a su zona horaria original. Si pasa por diferentes zonas horarias durante el viaje (al menos cuatro horas de diferencia), puede establecer la tasa basal menor como tasa basal temporal durante el tiempo que dure el viaje y administrarse un bolus cada vez que coma. Al llegar a su destino, desconecte la tasa basal temporal y cambie el reloj de la bomba de insulina a la nueva hora. También debe comprobar su nivel de glucosa en sangre con más frecuencia durante el tiempo de viaje.

 

Consumo de bebidas alcohólicas


NO se recomienda el consumo de alcohol cuando se usa una bomba de insulina. Se pueden producir ciertos problemas de seguridad, como una bajada grave de la glucosa en sangre muchas horas después de que se consuma la bebida. Es mejor que lo comente con su equipo de atención médica de Diabetes.

 

Diabetes: Consejos sobre citas


A muchos adolescentes que usan bombas de insulina les preocupan las citas. Algunos temen que nadie les pida una cita si se descubre que están usando una bomba. Algunos adolescentes pueden mostrarse reticentes al principio a mostrar la bomba de insulina a los amigos, especialmente a los del sexo opuesto.

 

Pueden optar por ocultarla. A medida que se vaya acostumbrando a la bomba, le será más fácil hablar de la bomba de insulina a los demás. Hasta entonces, su equipo de atención médica le puede ayudar a encontrar la manera de ocultar la bomba de insulina en las citas y, por supuesto, dispone de todo tipo de accesorios para ello. Quizá pueda también quitarse la bomba durante una cita y ponerse inyecciones de insulina. Consulte sus opciones para un tratamiento de diabetes continuo con su equipo de atención médica.

 

Las fiestas de fin de año y eventos similares a menudo son un dilema para el usuario de la bomba de insulina, en particular para las chicas. Por lo general, se preguntan: ¿Dónde me la pongo? Una solución es colocarse la bomba de insulina en el muslo con unas medias. Otras chicas optan por llevarla en el sujetador o pegada a él. La bomba también puede fijarse en un bolsillo interior, en una zona amplia del vestido, donde no se vea. De nuevo, también es posible quitarse la bomba  y administrarse la insulina con jeringa.

 

Recuerde que ha elegido la bomba de insulina para tener mejor control y más normalidad en su vida. Si tiene alguna duda sobre cómo incluir la bomba de insulina en su estilo de vida, hable con su equipo de atención médica para que le ayuden a encontrar la mejor forma  para que su tratamiento con bomba de insulina funcione.